El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Mediación Comunitaria realizó 420 intervenciones durante el primer semestre del año

El área promueve la resolución pacífica de conflictos, generando iniciativas sociales que estimulen la participación, el respeto y el compromiso entre los vecinos. El gobierno de la provincia del Neuquén, a través del ministerio de Gobierno y Justicia, continúa con la implementación del plan provincial de Mediación Comunitaria. Se trata de un programa que ofrece el servicio gratuito para la resolución alternativa de conflictos y a partir del cual se intervino en 420 casos durante el primer semestre de 2017. El director general de Resolución Alternativa de Conflictos, Nicolás Bavio se refirió al trabajo del área y expresó que “la gente está volviendo a los métodos participativos, quiere dialogar con el otro y ser escuchada. Esto representa que un 60 por ciento de los casos que tratamos lleguen a un acuerdo sostenido”. Asimismo, destacó la importancia de que “haya articulación, que la gente sea escuchada y que tenga una respuesta, no sólo desde el gobierno sino desde el otro: el vecino, personas que se enojan, que se frustran, pero que también son felices cuando pueden resolver una situación a través del diálogo. Eso es constructivo, participativo y es democracia”. En enero de 2016, el gobernador Omar Gutiérrez firmó un convenio para descentralizar el servicio gratuito de resolución alternativa de conflictos que se presta a través de la subsecretaría de Gobierno y Justicia. El objetivo del plan provincial de Mediación Comunitaria “es difundir, participar e intervenir en todos aquellos conflictos comunitarios, a los que hemos categorizado y desarticulado. De acuerdo al tipo de conflicto que trabajamos, es el nombre que lleva la mediación”, dijo Bavio. Desde el área, plantean categorías diferentes, tales como conflictos de convivencia (por falta de limpieza de espacios comunes, ruidos molestos, etc.); alquileres (inquilinos que adeudan a propietarios de inmuebles, rescisiones de contrato, desacuerdos con inmobiliarias); familiares (regímenes de contacto, alimentos y cuidado de los hijos); medianería; agresiones o amenazas; comerciales; y administrativas. Bavio aclaró que hay situaciones que no son mediables, como “las de violencia, principalmente porque no hay una equiparación en la situación de poder y hay una vulneración de derechos por parte de uno o del otro”. En la ciudad de Neuquén, el mayor número de conflictos denunciados fueron generados por situaciones de convivencia, siendo de esta índole un 52 por ciento de los casos en los que intervino el área. Una de las diferencias entre los procesos judiciales y esta forma de negociación asistida, es que “nosotros tenemos un proceso de resolución de un máximo de 20 días”, señaló el director y explicó que otro de los temas más requeridos al organismo es el asesoramiento administrativo legal. Asimismo, señaló que “tenemos el objetivo de que las partes puedan llegar a un acuerdo, que tiene la posibilidad de ser homologado ante un juez y tomar la calidad de contrato”. También remarcó la importancia de que “ese acuerdo sea sostenido en el tiempo, de lo contrario se cae y vuelve el conflicto”. El programa se desarrolla de forma conjunta y articulada entre la subsecretaría, instituciones, municipios y comisiones vecinales, a los fines de garantizar la accesibilidad a esta herramienta de resolución de conflictos. Para ello, se suscribieron distintos acuerdos con localidades del interior para formar nuevos mediadores comunitarios y establecer otros espacios para llevar adelante las actuaciones. Bavio se refirió al convenio 2832/14, originado a partir de un acuerdo entre la subsecretaría de Gobierno y Justicia y la Policía Provincial. Relató que cuando una persona va a una comisaría, se toma “una denuncia judicial donde uno denuncia un delito o se hace un acta de exposición, donde se expone una situación que puede ser o no delito. Entonces, esas actas de exposición son derivadas al área de Resolución de Conflictos”. Agregó que “sabemos que el acta de exposición implica un conflicto, pero no todo conflicto es un delito. Muchas veces los conflictos de este tipo comienzan a escalar y terminan en situaciones de violencia o en delitos, entonces la mediación surge como una forma de prevenir e intervenir en estas situaciones de conflicto”. En la provincia hay nueve centros de mediación, a través de los cuales se capacita a más de 150 agentes en mediación comunitaria y se trabaja en red con más de 20 organismos gubernamentales. En este segundo semestre habrá capacitaciones a agentes comunitarios en Zapala y Villa Pehuenia, con la intención de abrir un nuevo centro en la localidad cordillerana. También se capacitará a agentes de la Policía en técnicas de diálogo eficaz y pacífico. Desde la creación del área, a mediados de 2015, se llevaron a cabo un total de 670 mediaciones para resolver problemas entre vecinos. Se trata de un procedimiento voluntario, rápido y poco estructurado, que se lleva a cabo con la asistencia de un tercero neutral que actúa como mediador y conduce el proceso de la comunicación. Se intenta que los propios interesados puedan lograr acuerdos satisfactorios para ambas partes. Acerca de la dirección a su cargo, Bavio explicó que se denomina Resolución Alternativa de Conflictos y que se considera alternativa porque se utilizan vías diferentes, como “la negociación, la mediación, la conciliación, la facilitación y el arbitraje, que son caminos para resolver una situación sin la vía judicial”. Del mismo modo, indicó que el área se encarga de difundir los métodos de resolución de conflictos en toda la provincia.

Mediación Comunitaria realizó 420 intervenciones durante el primer semestre del año

Observatorio provincial de conflictos

Como parte del programa, se creó un Observatorio de conflictos con el objetivo de medir, analizar y evaluar el tipo de problemáticas existentes en la provincia, a fin de desarrollar nuevas políticas de abordaje e intervención. Bavio explicó que funciona hace un año y comentó que “ya tenemos los primeros datos y hemos hecho algunos cruces de datos demográficos”.

Asimismo, señaló que “se ha desarrollado una red de trabajo interno. Hoy estamos trabajando con 20 organismos de gobierno en red, como el Ministerio Público Fiscal, dirección general de Religión y Culto, Centro de Atención a la Víctima de Delito, Policía provincial, dirección de Seguridad Interior, Defensa del Consumidor, Defensoría del Pueblo de Neuquén, subsecretaría de Discapacidad, comisiones vecinales, ministerio de Salud y Desarrollo Social y dirección de Diversidad”.

Sobre la importancia del trabajo en red, Bavio ejemplificó diciendo que “las personas con discapacidad se acercan al área de discapacidad porque la tienen como referente, pero también van y consultan por situaciones que no tienen que ver con su discapacidad, pero sí con una conflictividad comunitaria”.

Dio como ejemplo una situación en la cual una persona con discapacidad tuvo un problema con un vecino. “Entonces, esa subsecretaría no tenía donde derivar esa situación y la persona quedaba sin respuesta. Por eso, es importante el trabajo en red, no sólo para generar un trabajo articulado e interdisciplinario de gobierno, sino también para dar una respuesta mucho más eficiente a las personas a las cuales estamos brindando un servicio”, señaló e informó que a esta forma de trabajo se sumará la Línea 148 del Programa de Contención y Acompañamiento en las Violencias.

Centros de mediación

En la provincia hay nueve centros de mediación comunitaria. Las consultas recibidas, tanto personalmente como por las vías de contacto electrónico, son confidenciales, gratuitas y voluntarias. Desde el organismo también se ofrece el servicio de mediación a distancia para los vecinos del interior.

La casa central funciona en Gobernador Elordi 644 de Neuquén capital, donde la atención al público es de lunes a viernes, de 8 a 15, y el teléfono es (0299) 4495200, interno 3913. También se ofrece asesoramiento en la sede de la comisión vecinal del barrio Canal V, los miércoles de 9 a 12. El teléfono es (0299) 4650331.

Los vecinos también pueden acercarse a la comisión vecinal del barrio Confluencia, ubicada en Río Correntoso y Cerro Catedral, donde se atiende de lunes a viernes, de 9 a 12, y los teléfonos de contacto son (0299) 4402865 y 4404022. También se ofrece asesoramiento en la comisión vecinal del barrio Sapere, ubicada en Cabo de Hornos y Carmen de Patagones, los lunes, miércoles y viernes de 9 a 12, y los teléfonos son (0299) 4485857 y 154020567.

Del mismo modo, los vecinos pueden acercarse a la sede de la comisión vecinal de Villa Farrell, ubicada en Río Diamante y Juan XXIII. Por otra parte, los vecinos de Altos del Limay se pueden acercar a su comisión vecinal, o comunicarse a los teléfonos (0299) 4430886 y 156014510.

En el interior de la provincia, los vecinos pueden realizar sus consultas en la Defensoría del Pueblo de la ciudad de Zapala, ubicada en Julio Argentino Roca y Ejército Argentino. La atención es de lunes a viernes, de 9 a 12, y el teléfono es (02942) 556001.

En Vista Alegre, los vecinos pueden solicitar atención en la oficina de Desarrollo Social de la municipalidad, ubicada en Avenida San Martín y Pieroni, de lunes a viernes de 8.30 a 13. El teléfono es (0299) 4895828.

En Plottier, los interesados pueden acercarse a San Martín 338, local 4 de la Galería Pehuén, de lunes a viernes de 9 a 12. También pueden comunicarse al 4937930 o al 2994248950.

El último de los convenios firmados fue con el municipio de Loncopué, a fin de instalar una sede para que los vecinos puedan plantear sus consultas. De igual manera, los interesados pueden comunicarse al 2948-498568.

Quienes deseen recibir información o realizar alguna consulta, pueden hacerlo al correo electrónico[email protected], a la red social Facebook, https://www.facebook.com/neuquenmediacion/ o al teléfono (0299) 4495200, interno 3913, de lunes a viernes de 8 a 15.


COMENTARIOS