El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

India confirma que un dron entró en territorio chino por un problema técnico
India confirma que un dron entró en territorio chino por un problema técnico

Nueva Delhi, 7 dic (EFE).- El Ministerio de Defensa indio confirmó hoy que un dron suyo entró en territorio chino debido a un problema técnico y aseguró que alertó "inmediatamente" a las autoridades del vecino país, que sin embargo han manifestado su rechazo por lo que denominaron "violación" del espacio aéreo.

"Un avión no tripulado (UAV) indio que estaba en una misión de entrenamiento rutinaria dentro de territorio indio perdió contacto con el control en tierra por algún problema técnico y cruzó sobre la Línea de Control (LAC, frontera de facto) en el sector Sikkim", indicó el Ministerio de Defensa en un comunicado.

"Por protocolo habitual, el personal de seguridad fronteriza indio alertó a sus contrapartes chinas inmediatamente para localizar el UAV", agregó la nota.

El Ejército chino y posteriormente el Ministerio de Exteriores de ese país denunciaron hoy que un avión no tripulado indio ingresó en su espacio aéreo y se estrelló en territorio chino, en una violación de su soberanía nacional.

El Ministerio de Defensa indio agregó en su nota que desde el lado chino respondieron con los detalles de localización del UAV.

"La causa exacta del incidente está bajo investigación. El asunto está siendo manejado de acuerdo con los protocolos establecidos a través de mecanismos institucionales para el manejo de situaciones en la zona fronteriza India-China", añadió.

Un portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Geng Shuang, afirmó hoy en rueda de prensa en Pekín que "la acción del lado indio violó la soberanía China y no conduce a la paz y tranquilidad en la zona fronteriza".

"China pide al lado indio que detenga las actividades de estos aparatos cerca de la frontera y trabaje con China para mantener el clima de paz y tranquilidad", añadió.

La tensiones territoriales entre China e India se elevaron a mediados de junio, cuando Pekín acusó a tropas indias de entrar ilegalmente en su territorio con el fin de detener las obras de una carretera en la zona fronteriza de Doklam (o Donglang), disputada entre el gigante asiático y el vecino país de Bután, que pidió ayuda a su tradicional aliado indio.

Esta disputa trajo a China e India los recuerdos de la guerra fronteriza que mantuvieron en 1962, tras la cual ambos países se siguen reclamando mutuamente territorios en la zona del Himalaya.

La crisis diplomática afectó muy negativamente las relaciones entre ambos países, lo que llevó incluso a China a acusar a India de jugar "con fuego", lo que podía llevar a una escalada del conflicto.

Sin embargo, la sangre no llegó al río y ambos países acordaron en septiembre en una reunión bilateral de alto nivel "mirar hacia adelante" y resolver las disputas a través de los mecanismos establecidos para ello.

COMENTARIOS