El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Bonnie y Clyde, el final: fotos rara vez vistas de la famosa pareja de criminales
Bonnie y Clyde, el final: fotos rara vez vistas de la famosa pareja de criminales

Una exhibición de fotos, que muestra escenas del violento final de Bonnie y Clyde, ha mostrado el lado a la vez cruento y humano de esa icónica pareja de jóvenes criminales estadounidenses.

Ver fotos
Bonnie Parker y Clyde Barrow, en algún momento entre 1932 y 1934 posando frente a un modelo de Ford V-8 de 1932. Contrario a la creencia popular, la pareja nunca se casó. (Wikimedia Commons)

Bonnie Elizabeth Parker y Clyde Chestnut Barrow integraron una banda de criminales que asesinó y robó en una amplia zona del centro de Estados Unidos –de Texas y Louisiana hasta Indiana y Minnesota– en la época de la Gran Depresión y con ello se creó una leyenda singular, cargada de aventura, sexo, violencia y delito.

Tras uno de sus primeros golpes a principios de la década de 1930, al huir la pareja abandonó un rollo de película sin revelar, que al ser procesado los mostró en singulares poses, armados y con grandes tabacos en la boca. Al ser publicadas, causaron sensación en el público, que siguió con atención sus posteriores andanzas criminales. Con el tiempo su historia fue idealizada y se mezcló, con glamour y fantasía, al grado de que mucho de lo que realmente hicieron durante lo poco que vivieron y de su personalidad se ha distorsionado, vuelto mito.

Ver fotos
La actitud juguetona de Parker con un tabaco en la boca y la pistola en la mano le valió el calificativo de “cigar-smoking gun moll”. (Wikimedia Commons)

En cierto modo, aunque vivieron en las primeras décadas del siglo XX y murieron juntos en 1934, su historia es más conocida por las crónicas, con carga sensacionalista, de la época y por novelas, películas y otros relatos posteriores en los que han aparecido. Por años se les ha conocido mucho más como iconos que como personas. Y sus graves delitos (varios asesinatos de policías y civiles y multitud de robos) se han difuminado con el tiempo dejando solo una suerte de sustrato de leyenda.

Pero fotos raramente vistas y que se exhibieron hasta hace poco documentan la escena y los momentos posteriores a la muerte de Bonnie y Clyde, acribillados por la policía que los había estado persiguiendo, en una carretera de Louisiana. Esas imágenes le dan a la pareja un rostro real y tétrico y muestran lo cruento de su muerte. En buena medida despejan el mito y muestran el crudo final de su carrera delictiva. Son testimonios verídicos del dicho popular “el crimen no paga”, propio del cine policiaco.

Ver fotos
Un detalle de la página web de la galería PDNB, en Dallas, con algunas de las fotos de los cadáveres acribillados de Bonnie y Clyde. (pdnbgallery.com)

Con todo, una de esa fotos de Bonnie y Clyde, tomada al parecer en 1933, algunos meses antes de su muerte acontecida el 23 de mayo de 1934 (cuando ella tenía 24 años y él 25), los presenta en un instante de intimidad y emotividad: la imagen los muestra dándose un beso, ella ligeramente inclinada sobre él y ambos en un abrazo, en algún paraje remoto de Estados Unidos.

Es como si se tratase de una suerte de beso final, de despedida, antes de encarar a la muerte.

Aunque se ha dicho en algunos medios que esa foto ilustra uno de los momentos finales de la vida de la pareja, en realidad habría sido tomada en 1933, varios meses antes de su muerte. El resto de las fotos, que en conjunto se exhibieron en la galería Photographs Do Not Bend (PDNB) en Dallas, Texas, sí muestran escenas del trágico fin de la pareja de criminales: el auto acribillado por multitud de tiros en el que viajaban y donde murieron, sus cadáveres expuestos y, también, el grupo de policías que los emboscó y liquidó tras una búsqueda que duró dos años. Bonnie y Clyde, más allá del glamour, en realidad vivieron y murieron violentamente y bajo el fuego.

Esas fotos, que son propiedad de Burt Finger, director de la PDNB, son exhibidas por primera vez y ciertamente aterrizan el mito de Bonnie y Clyde y revelan su terrible fin, aunque por otro lado los hace más verdaderos, en una mezcla de emoción, horror e historia.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro 

COMENTARIOS